Beneficios del colecho

Beneficios del Colecho

A la hora de dormir con tu hijo, seguramente lo que más te genera intriga es que: ¿Será bueno que él bebé duerma en la cama con sus padres?, ¿habrá beneficios del colecho?, ¿deberíamos dejar al bebé dormir en su cama o cuna?

Quizás la definición de colecho pueda sonar un poco ambigua, ya que estas definiciones incluyen varias teorías. Están las que dicen que el colecho es sencillamente el hecho de que él bebé duerma en la misma cama de los padres, mientras que otras teorías lo relacionan con que el niño duerma dentro de la misma habitación pero en otra cama.




En diversas culturas, es muy común que los padres duerman con el bebé de forma normal debido a que mejora las relaciones con el bebé y sus padres. Sin embargo, en nuestra cultura, esta práctica ha sido muy cuestionada por razones que han llegado a catalogarse como peligrosas para el bebé. Aun así, los estudios científicos revelan que la práctica del colecho suele aportar beneficios.

Beneficios del Colecho

¿Cuáles son los verdaderos beneficios del colecho para tu hijo?

Es de vital importancia conocer tanto las ventajas como también las desventajas que el colecho ofrece para cada familia, para que ésta pueda tomar la mejor decisión posible. En esta ocasión vamos a mencionar las ventajas o beneficios que el colecho puede aportar tanto para el bebé como también para los padres:

  • Mantener al bebé dentro de la misma cama es más sencillo, pues puedes calmarlo en poco tiempo sin que tengas la necesidad de despertarte por completo y tener que dirigirte a la cama o cuna del bebé para calmarlo. Es fácil de decir que el bebé que es consolado rápidamente tiende a volver a dormirse con mucha más facilidad.
  • Unos de los más importantes beneficios del colecho es que, según informes, es una práctica más segura para el bebé ya que reduce en gran medida el riesgo del síndrome de muerte súbita. Cuando la madre duerme con el bebé, los latidos y respiraciones se sincronizan, además de que se descubrió que el bebé sigue los ciclos de sueño profundo, movimiento del ojo rápido (REM) y del sueño ligero.
  • Esta práctica facilita en gran medida la lactancia, lo que significa que es más cómodo para la madre alimentar a su bebé durante las noches.
  • El contacto de la madre con su bebé durante el momento en el que duermen logra promover a la producción de la hormona llamada oxitocina, una hormona vigorosa y neurotransmisora que juega un importante papel en lo que respecta a la relación y comportamiento de la gente. Los niños que duermen con sus padres tienen una conexión más fuerte.
  • Aumenta el autoestima del niño, haciéndolo tener una personalidad mucho más independiente y alegre. Hay estudios que revelan que los niños que practican el colecho se vuelven un poco menos temerosos ante ciertas situaciones y experimentan una mayor comodidad en sus futuras relaciones íntimas.

El colecho es una de las experiencias más lindas que muchos padres experimentan con sus bebés. Los padres expresan que se siente muy natural, además de que da gusto el hecho de tener a tu bebé cerca durante las noches mientras duermen. Sin embargo, el colecho no es para todos, ya que depende de los padres y de las necesidades que tenga el bebé.

La sociedad mantiene una posición entre personas que están de acuerdo con el colecho y personas que no les parece bien. A pesar de todo, la elección final la tienen los padres, quienes deciden qué es lo mejor para su bebé y para ellos mismos.

Nosotros te traemos directamente de fábrica las mejores opciones para el colecho que hemos encontrado en Amazon. Hacerlo o no está en tus manos.

Cuna de colecho Chicco marrón

Cuna de colecho de la marca Chicco, esta es la que más nos gusta y tiene muchísimas valoraciones positivas de los usuarios de Amazon.  Es regulable en altura, tiene unos buenos anclajes y una ventana de malla con cremallera. Le damos un 10 en Bebeqin.

Price: 229,00 189,99

Buy Now

Sorprendentes beneficios de jugar con la comida

Niño pequeño comiendo con las manos

¿Tu hijo te lo pone difícil con la comida? ¿Es muy selectivo a la hora de elegir alimentos?





“¡Con la comida no se juega!” ¿Cuántas veces lo has oído o lo has dicho? A todos nos lo han dicho alguna vez, ya que es algo natural jugar con la comida. Con esto no queremos decir que dejes que tu hijo pinte las paredes de casa con salsa de tomate o decore las lámparas con espaguetis. Los modales en la mesa son una parte importante de la educación, eso está claro. A nadie le gusta que sus hijos sean maleducados y menos en la mesa. Con más razón, actualmente, que parece que se han olvidado muchos valores básicos para la educación de los más jóvenes.

Sin embargo, un curioso estudio de la Academia de Nutrición y Dietética ha sacado a relucir que un exceso de modales en la mesa, a determinadas edades, puede ser contraproducente.

Comer, al fin y al cabo, es algo en lo que participan todos los sentidos, no solo el sentido del gusto.

Por ejemplo, el olor del pan recién horneado puede ayudar a vender una casa. El color de los alimentos nos influye a la hora de elegirlos, está claro. El sonido característico de algunos alimentos, como podrían ser el de las palomitas de maíz haciéndose, ya nos hace salivar.

Los niños pequeños aprenden de su entorno a través de todos los sentidos, por lo tanto es vital que conozcan la comida de forma natural. Por eso, deben tocar, amasar, espachurrar, oler y descubrir los sonidos de la comida; así como descubrir su capacidad de vuelo. Sí, a veces lanzan la comida, lo sabemos.

¿Quieres saber por qué es tan importante jugar con la comida?

Estudiaron a un grupo de 70 niños de entre 2 y 5 años, pidiéndoles que buscaran un juguete pequeño que estaba enterrado en gelatina o puré de patatas. Algunos niños se pusieron a ello con entusiasmo, escarbando alegremente y disfrutando de ensuciarse. Otros niños no querían escarbar en la sustancia viscosa y pringosa, así que los investigadores les dieron cucharas. Después preguntaron a las madres sobre la forma de comer y variedad de alimentos que ingerían sus hijos. También les preguntaron sobre la predisposición a probar nuevos alimentos y la cantidad de frutas y verduras que consumían. Aquellos que disfrutaban jugando con la comida estaban más dispuestos a probar alimentos nuevos y comían más frutas y verduras. Los resultados fueron claros. Los niños que no tienen miedo a ensuciarse comiendo, comen mejor, de forma más variada y por lo tanto, más sana.

Beneficios de jugar con la comida

Por lo tanto, estos mecanismos no son un sustituto de la alimentación ni una distracción de ella. Son procesos importantes para que tu pequeño aprenda a amar la comida y a estar cómodo con ella, lo cual propicia que coma de forma más variada y menos selectiva. De hecho, hay terapias para niños con fobias alimentarias en los que ponen a los pequeños a tocar, oler, dar besos, pintar y, en definitiva, pringarse con la comida que “odian”.

Por si fuera poco, otro estudio demuestra que los niños que juegan con la comida e interactúan con ella aprenden más rápido. El estudio en cuestión parte de la base de que los bebés aprenden a reconocer los objetos sólidos antes que los líquidos o fluidos. Aprenden antes a nombrar los objetos sólidos que tienen una forma concreta que no cambia. Sin embargo, les cuesta más distinguir los líquidos y semi-sólidos, ya que pueden cambiar de forma según el recipiente. Pues bien, los bebés que están más dispuestos a jugar con la comida aprenden a reconocer y nombrar estas sustancias con mayor facilidad. Además, puede estar vinculado con un mayor desarrollo cognitivo del pequeño en el futuro a todos los niveles.Niña pequeña comiendo sandía

¿Qué puedes hacer?

Puedes darle de comer en una trona, así se siente más libre para jugar con la comida. Si tu hijo no disfruta jugando con la comida, puedes enseñarle tú. Crea arte en su plato, dibuja caras sonrientes con verduras y pon mucho color. Pídele que haga su propio dibujo, por ejemplo, con zanahoria, pepino y tomates cherry. Dale alimentos nuevos de forma frecuente y preséntalo como un juego, deberá mirar, oler, tocar y probar cada alimento. Si no lo hace de forma espontánea, hazlo tú, que te vea y te imite. Sobre todo, ten paciencia, ya que es un paladar nuevo que se está educando. Comer es un placer. Hagamos que los más pequeños crezcan sabiéndolo.

 

 

Cinco razones para regalar una mochila portabebés

¿Por qué regalar una mochila portabebés?

Hoy en día, todo es avance y tecnología y a veces nos olvidamos de lo básico, de lo primordial. Para que un bebé crezca sano y feliz necesita contacto, cariño y la cercanía de sus seres queridos. De hecho, tocar y acurrucar es nuestra forma de comunicación más antigua y los bebés lo necesitan más aún.

La mochila portabebés imita la forma ancestral de llevar a los recién nacidos (y los no tan recién nacidos).

Antaño y en otras culturas eran envueltos en telas y colocados sobre el pecho o la espalda. Los bebés necesitan sentir el calor corporal, la respiración, el latido del corazón. De esta forma, crecen de forma plena y saludable.

Las mochilas no pueden sustituir definitivamente una buena silla de paseo, pero son un complemento fantástico.



Aquí tienes cinco buenas razones para regalar un mochila portabebés:

  • Una mochila portabebés es un regalo excelente por ejemplo para padres primerizos. Como ya sabemos, entre la madre y el bebé se establecen vínculos muy fuertes durante la gestación, el parto y la lactancia. La mochila es la herramienta perfecta para padres, abuelos y cuidadores, ya que el bebé se acostumbra así a la voz, olor, expresión facial y movimientos del adulto. De esta manera, las personas más importantes en la vida del pequeño pueden conocerlo y ser conocidos por él, de forma estrecha y natural.
  • También ayuda a mejorar la salud y felicidad del lactante y la de la madre. Diversos estudios avalan que llevar al bebé durante tres horas al día, cerca del cuerpo, reduce el llanto en un 50%. De hecho, muchas culturas llevan a sus bebés siempre cerca del cuerpo y solo lloran de media unos cinco minutos al día. Por lo tanto, está claro que esta cercanía asegura una mejor calidad de vida para el bebé y para los padres. Además, la proximidad del cuerpo de la madre, estimula el apetito del bebé y reduce los cólicos. También es saludable para la madre, ya que ella produce más hormonas beneficiosas (oxitocina) debido al mayor contacto entre ellos.

¿Necesitas más razones? Si sigues leyendo… te sorprenderás:

  • Las mochilas son cómodas, útiles y, además, facilitan la labor a los padres a la hora de realizar ejercicio físico. Llevar al bebé de esta forma es idóneo para desplazarse por lugares con escaleras, con mucha gente o en la naturaleza. Las mochilas portabebés permiten a los padres ir en modo “manos libres”, por lo tanto, pueden hacer tareas con más facilidad. Donde un cochecito o silla de paseo puede ser difícil de maniobrar, una mochila portabebés permite una excelente movilidad. De esta forma, el bebé se siente seguro y sus padres no tienen que dejar de disfrutar. Ya sea de andar por la playa, pasear por el bosque o por la ciudad.
  • Contribuyen a mejorar el desarrollo físico del bebé. En primer lugar, el estímulo que supone ir en una mochila portabebés desarrolla su sistema vestibular. Este sistema controla el equilibrio y el control espacial, apenas desarrollado en los bebés. En segundo lugar, ir en la mochila trabaja los músculos que le permiten girar la cabeza y los que le permiten levantarla. Además, en posición erguida, los abdominales se refuerzan y la musculatura del bebé puede ir sosteniéndolo poco a poco. Por último, también contribuye a un mejor desarrollo cerebral, un “músculo” muy importante.
  • Finalmente, cuando regalas una mochila portabebés, ya sea a unos padres principiantes o experimentados, regalas ilusión, porque podrán ver el mundo desde otra perspectiva. ¡La del bebé! Ver el mundo desde la perspectiva de otros es la clave de las relaciones humanas; es vital para desarrollar e inculcar la empatía. Cuando los padres llevan al bebé tan cerca y pueden ver sus expresiones, ven a través de sus ojos. La cara de sorpresa cuando ven su primera hoja de otoño caer; imagina lo que es revivir esas emociones a través de los gestos y risas del pequeño. Es algo mágico que rejuvenece. Y todo cabe en una mochila.

En Bebeqin nos hemos puesto las pilas y hemos buscado las mejores mochilas para ti y para tu bebé que pueda haber en el mercado, te las traemos directamente desde Amazon para que no te vuelvas loca o loco buscando.

Mochila fular ergonómica, color gris

Esta es una buena mochila relación calidad, precio. Con un diseño llamativo imitando a un fular, está compuesta de un algodón ligeramente elástico para una mejor adaptabilidad. Se puede usar con bebés de 2,3 kg a 14,5 kg de peso.

Price: 81,07

Buy Now

Mochila portabebé en tejido de red, color negro

Es una de las mejores mochilas que hay en el mercado. Es versátil, ergonómica, 4 formas de llevar a tu bebé, tirantes acolchados y está desarrollada en colaboración con pediatras para el correcto apoyo de la cabeza, espalda y caderas del bebé.

Price:

Buy Now

Mochila portabebés, multicolor (Tweet)

Esta mochila la puedes llevar tanto delante como detrás, es de un tejido que se adapta a cualquier clima. Es ya la cuarta generación de esta marca de mochilas e incorpora un novedoso adaptador para el uso en recién nacidos, además no me dirás que el diseño no es chulo. Yo me la pido.

Price: 125,00

Buy Now