Sin duda, el embarazo es una de las épocas más felices de toda mujer, llevar un bebé en su vientre es toda una bendición.

Existe un gran número de técnicas que permiten llevar a cabo un embarazo tranquilo y entre ellas se encuentra el yoga. El objetivo de esta técnica, fuera de algún plan místico y esotérico, es lograr la relajación para que así el feto esté tranquilo y libre de muchas afecciones.

Hipertensión arterial

Literalmente el yoga es relajación y produce un efecto positivo para muchas enfermedades, entre ellas la hipertensión arterial. Básicamente uno de los factores generadores de esta patología son las catecolaminas (entre ellas, la adrenalina), liberadas durante el estrés. Por ello, si se practica yoga, el riesgo de hipertensión es menor.

Esta enfermedad es muy importante mantenerla a raya durante la gestación, ya que se puede desencadenar en preeclampsia, la cual de no ser tratada se convertirá en eclampsia, una enfermedad que afecta seriamente la vida de la madre y él bebé, caracterizada por hipertensión, convulsiones e insuficiencia renal.

Vida sexual

El yoga es otro pilar en el verdadero disfrute sexual y durante el embarazo el sexo está permitido sin problema, salvo ciertos cuidados lógicamente.

Practicar yoga logrará tener relaciones más placenteras para la madre y con mayor facilidad para llegar al orgasmo. Esta práctica permite relajar los músculos del suelo pélvico, los cuales cederán más noblemente en el momento de la penetración y así se podrá llegar de gran manera al máximo disfrute.

Una pareja promedio tiene relaciones al menos una vez por semana, por esta razón el yoga tiende a adaptarse a los cambios necesarios para llevar a cabo el coito, debido a las diferencias morfológicas y funcionales en la anatomía de la mujer durante este periodo.

Aumenta la imaginación

Es habitual durante el embarazo, que la mujer se encuentre a menudo de mal humor y sensible en ciertos momentos; la práctica de yoga tiene como ventaja liberar la mente, regular el flujo sanguíneo y dar rienda suelta a la imaginación, esta contribuye al estado de ánimo de la madre y beneficia miles de procesos fisiológicos oportunos para él bebe.

El estado de ánimo de la madre puede repercutir en el feto; por ejemplo, si tiende a deprimirse, es fácil que le bajen las defensas, los linfocitos y que los glóbulos blancos desciendan. De esta forma, ciertas enfermedades podrían atacar más fácilmente. Por ello es necesario tener buenos sentimientos y deseos durante la gestación.

Los efectos más serios y por los cuales la futura mamá debe estar sana y mentalmente libre tienen lugar durante los 3 primeros meses de embarazo, posteriormente el daño es menor y rara vez amenazará la vida del infante.

Yoga y estrés

De momento se ha hablado del estrés generador de hipertensión arterial, pero por desgracia este no es su único efecto en el organismo. La liberación de cortisol es otra de las consecuencias nocivas, y que pueden provocar afecciones al feto, mediante efectos adversos a la madre, por ejemplo, diabetes o artritis.

Los ácidos estomacales o ácido clorhídrico suben más fácilmente por el esófago (debido a que el bebé empuja elsistema digestivo y le resta espacio), generando malestar a la madre, el cual generaría liberación de las 2 hormonas anteriormente mencionadas como cortisol y catecolaminas y desencadenar sus efectos nocivos.

El yoga es una herramienta para mejorar estos males. La respiración y relajación de la musculatura permitirá que el cuerpo secrete menos estos productos de desecho y así no se cree este ambiente poco agradable.

Más allá del yoga

No sólo esta practica ancestral es la única que tiene el poder de la relajación, existen otras maneras, tan sencillas como escuchar música relajante, comer un rico postre o salir simplemente a caminar un rato, son otras variedades muy fáciles de poner en práctica para mejorar el humor.

El sexo debe continuar, claramente con sus respectivos cuidados, pero el privar a una mujer del coito durante la gestación podría lograr un malestar poco productivo para el niño en camino.

Recordar que el yoga es una práctica controvertida en ciertos sectores, que tiene buenos y no tan buenos efectos sobre el embarazo y conocerlos es esencial si se planea ponerlos en práctica.

El embarazo es una época única, así que se tiene que disfrutar al máximo.

Si quieres conocer más consejos para cuidarse durante el embarazo, visita este post.

 

Bebeqin no da consejos médicos, ante cualquier duda, consulta siempre con un profesional de la salud.