¡Estás embarazada, enhorabuena! Miles de cosas en qué pensar, felicidad, planes… y a los pocos días de la noticia te empiezas a encontrar fatal por las típicas náuseas del embarazo, puede que solo por las mañanas o puede que todo el día. ¿Pero cómo puede ser? ¡Si mis amigas me habían contado que el embarazo es el estado más bonito de la vida!

Pues sí, amiga mía, es un estado muy bonito pero el comienzo suele ser bastante duro y pesado. Si eres de las afortunadas que no tienes ni la más mínima náusea, ¡aprovecha! Pero lo cierto es que alrededor del 70% de las embarazadas sufren en algún momento las dichosas náuseas.

Yo siempre había imaginado que eso sería como mucho un par de semanas y solo al levantarte, un poco de malestar y a unas malas algún día vomitar el desayuno y ya a partir de ahí, hacer vida normal. ¡Ja! Las que sufrimos las náuseas sabemos que pueden llegar a ser un verdadero horror, desde por la mañana hasta por la noche y sin saber cuándo se van a acabar.

La mayoría de mujeres empiezan a mejorar hacia la semana 12, pero hay otro tanto por ciento que siguen hasta la 16 o la 20 y un mínimo tanto por cien que las sufre durante todo el embarazo.

CÓMO ALIVIAR LAS NÁUSEAS DEL EMBARAZO

No vamos a hablar sobre el por qué de las náuseas porque ya hay mucha información en la red sobre el efecto de las hormonas del embarazo, los efectos molestos de los súper poderes olfativos y otras posibles causas.

Lo primero, vamos a decirte que es totalmente normal encontrarte así de mal, siempre y cuando los vómitos no sean excesivos.

SIEMPRE, SIEMPRE consulta cualquier malestar con tu matrona o ginecóloga.

Pero aquí te voy a contar lo que a mí me ha funcionado y a algunas de mis amigas, porque a veces ni tomando la medicación que manda el médico se van del todo y hay que buscar truquitos o remedios para pasarlas lo más dignamente posible.

COME MÁS A MENUDO

Para mí lo más más importante y que me mejora inmediatamente es comer. Lo peor para las náuseas es la sensación de vacío en el estómago, por eso el peor momento del día suele ser al levantarte, porque llevas muchas horas sin comer nada. Entonces procura comer más veces al día pero menos cantidad cada vez (porque no se trata de comer como si no hubiera un mañana, sino de repartir las comidas en más veces).

Los snacks serán tus mejores aliados, los cereales integrales y en general los hidratos de carbono que son de absorción lenta alivian y ahuyentan las náuseas por más tiempo.

Hay otros remedios para ir «engañando al estómago», como mascar chicle, que le suele ir bien a gente, sin embargo, yo en cuanto tiro el chicle me vuelve el malestar y encima me da ardores.

EL GRAN ALIADO: EL JENGIBRE

jengibre-remedio-nauseas-embarazo
Y no es para menos, es un buen alimento que no perjudica al bebé y ayuda a muchas mujeres a aliviar las náuseas. Mi matrona, según le dije que tenía náuseas, fue clara: jengibre a discreción. Se puede tomar en infusiones, en comidas si lo compras en polvo o la raíz del jengibre, o si no te gusta el sabor (como es mi caso), en cápsulas.

La Organización Mundial de la Salud reconoce claramente los beneficios del jengibre para aliviar las náuseas del embarazo.

Lee siempre las indicaciones y contraindicaciones si compras cápsulas y fíjate que sea jengibre puro también en el caso de infusiones en sobre, que no vaya mezclado con otras plantas de las cuales no tengas información de si son buenas o no durante el embarazo. Repito, ante la duda, pregunta siempre a tu médico.

COME ALGO ANTES DE LEVANTARTE DE LA CAMA

desayuno-cama-nauseas-embarazo

Puede parecer una excusa para que tu pareja te traiga el desayuno a la cama, pero funciona bastante bien. Como decíamos, el peor momento suele ser al levantarte porque tienes el estómago vacío, pero si al despertarte te sientas en la cama y comes algo, ya no te levantarás con esa sensación y es muy probable que afrontes la mañana de otra forma. No te va a evitar las náuseas el resto del día si las tienes, pero desde luego te evitará las dichosas arcadas recién levantada.

Tienes que ir viendo lo que te sienta mejor. Mucha gente dice que galletitas, a mí me daban muchos ardores pero a muchas les ayudan. Yo tomo cereales de desayuno y a veces con mi leche de avena.

COMPRUEBA SI LOS LÍQUIDOS TE SIENTAN BIEN POR LA MAÑANA O TIENES QUE EVITARLOS

A las semanas de encontrarme así, me di cuenta de que cualquier líquido que tomaba por la mañana lo vomitaba, incluso el agua… Me asustó un poco porque era verano y hay más necesidad de hidratarse, pero es que me ponía a morir si bebía, ¡incluso la fruta! Como es puro líquido, no tomaba ni fruta por la mañana.

Unas semanas después pude ir bebiendo más y más por las mañanas hasta tomar ya leche de avena con los cereales al levantarme.

DISTRÁETE

Puede parecer algo tonto u obvio pero estar tumbada todo el día compadeciéndote de lo mal que te encuentras solo consigue que te encuentres peor… Por eso hay que tener fuerza de voluntad e intentar mantenerte activa y con la mente y cuerpo ocupados, así se pasan las horas antes y cuando te das cuenta ya es la hora de comer.

Cada mujer es diferente y cada embarazo, también, así que solo nos queda ir probando lo que a cada una nos va mejor o peor.

Escucha a tu cuerpo, la naturaleza es muy sabia y aunque parezca mentira en un momento tan incómodo, todo tiene su porqué. Hay que pensar que en un tiempo se pasarán, la actitud mental es muy importante para afrontarlas, intenta pensar en lo feliz que estás por tu embarazo y que en unos meses llegará a ti un regalo para toda la vida.